No esperes

He llegado a tenerte cuando aún no te pensaba,

He llegado a pensarte cuando aún no te tengo,

He llegado a perderte cuando aún no te tenía.

Dime cómo llego a tu vera, dime qué camino tomo;

Dame tu mano que estamos a tiempo de comenzar ahora.

Ahora, que después es pasado y mañana es tarde.

No esperes a que la aurora despunte, que la noche es larga.

Sin luz es posible, la oscuridad no dura, amanecerá más tarde.

Ten presente que si quieres puedes y si puedes, sientes!,

Descansa tu mente, pon tu alma, entrega el cuerpo.

Verás que creces, te agigantas, te despiertas por dentro.

No tengas miedo, que nada se pierde, que todo se gana.

Anda con tiempo, no te pongas prisa, no sirve de nada.

Abraza tus sueños, enciende la gracia, disfruta animada...

Que todo es posible, es solo aptitud, que nace del alma,

Que viene contigo, no se compra, no se vende, se obtiene con calma.

La calma que llena las manos, que alegra los pechos,

Que sostiene erguido, que mantiene vivo, que siempre buscas,

Sin saber que nunca se fue, que ha estado contigo.



Poema de:

Horacio Felipe Rodríguez Porto.

Tlfs.: 976 48 73 89 / 606 58 72 33 | email: info@vivireltantra.es

Copyright © 2019 - Vivir el Tantra - Todos los derechos reservados.

Desarrollado por Innova Networks